Inicio arrow para el Consumo
   
 
Educación para el Consumo

¿Qué compro? ¿Cuánto cuesta lo que compro? ¿Qué contiene lo que compro? ¿Lo necesito realmente? Antes de lanzarnos vertiginosamente a los grandes almacenes debemos de considerar estas cuestiones y reflexionar acerca del deseo de consumir. La acumulación de bienes se ha convertido en un placer que la publicidad aprovecha para convertir nuestros deseos en necesidades y de este modo convencernos para comprar una determinada marca aunque sea doblemente cara que otra de similares características. Es importantes ser crítico con uno mismo y con los productos que nos ofrece el mercado y considerar todos los factores antes de adquirirlos. A veces poductos que no necesitamos son muy contaminantes, otras veces se han empleado métodos ilegales, se ha explotado a los trabajadores o se han utilizado niños para su fabricación.



Compro luego existo
Image


Bárbara Kruger, Sin título, 1987

Descartes pronuncio “pienso luego existo” en una reflexión filosófica a propósito del ser humano y la esencia de su existencia. Somos conscientes de nuestra existencia porque tenemos capacidad de pensar en ella.

La artista Bárbara Kruger sustituye el verbo pensar por el verbo comprar y nos introduce en una reflexión sobre la compulsiva acumulación de bienes materiales que caracteriza al individuo contemporáneo. ¿Necesito tener de todo para reafirmar mi personalidad? ¿Tenemos necesidad de poseer todos los artículos que ofrece el mercado?¿Está sustituyendo el acto de comprar verdaderamente al de pensar? En algunos momentos, cuando nos sentimos impulsados a comprar productos que verdaderamente no necesitamos parece como si nuestra vida no tuviera sentido sin el último modelo de teléfono móvil, dvd o camiseta. ¿Existo porque compro o porque tengo muchos bienes? Debemos procurar establecer claramente los limites entre nuestra personalidad y la apariencia que los bienes de consumo ofrecen de nosotros.

 

Write Comment (0 Comments)
La tiranía de la moda (unidad didáctica)

En los últimos años, el fenómeno de la moda ha cobrado gran importancia y cada vez más personas se ven influidas por las reglas que cada temporada nos impone. Tal es así, que en ocasiones llegamos a confundir nuestra personalidad con nuestra apariencia y juzgamos equivocadamente a las personas por la ropa que visten.

Write Comment (0 Comments)

Buscar

NOTICIAS

Si quieres estar informado de las actividades Transversalia apuntate a nuestra lista de noticias






desde Twitter

Del.icio.us

DISTRIBUIR

 


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.