Inicio arrow Medioambiental arrow Huellas en la naturaleza (unidad didáctica)
   
 
Huellas en la naturaleza (unidad didáctica) Imprimir E-mail

Esta unidad plantea una reflexión acerca del impacto medioambiental de las acciones y construcciones del ser humano. A través de un acercamiento al Land Art y mediante el análisis de obras comprometidas y con un fuerte discurso ecológico, se analizan las huellas que vamos dejando en nuestra vida cotidiana y se propone una revisión crítica de nuestra relación con la naturaleza.

Nuestra relación con la naturaleza podemos analizarla a partir de los rastros y huellas que dejamos en ella. Las construcciones del hombre transforman el entorno natural dejando marcas que perduraran durante años. El cemento, el hormigón, las excavaciones, las explotaciones mineras, etc..., transfiguran la fisonomía del paisaje de una manera muy agresiva y nuestras pequeñas acciones cotidianas nos indican como entendemos la naturaleza y como nos relacionamos con ella.


A partir de esta idea, del análisis de la relación que el ser humano tiene con la naturaleza, diversos artistas contemporáneos han producido obras en distintos formatos que utilizan el paisaje como soporte (escenario) o materia prima y que nos invitan a reflexionar acerca del sentido de la existencia humana y de su posición en la compleja estructura del equilibrio natural.

La artista cubana Ana Mendieta (1945-1985) se preocupó en gran parte de sus obras por explorar las relaciones del cuerpo y la naturaleza de un modo entre religioso y místico. En la serie de trabajos agrupados bajo el titulo de Siluetas , la artista dejo la huella de su propio cuerpo en el paisaje, bien a través de surcos, volúmenes de hojas, huecos en el suelo, etc..., como enterrándose directamente en la tierra.

Image

Ana Mendieta, Silueta #3 , 1985

Image

Ana Mendieta, Silueta #4, 1985




A través de representaciones simples y esquemáticas del cuerpo humano, Ana Mendieta genera huellas efímeras que nos hablan de la procedencia del cuerpo, de su pertenencia a un "todo" natural. De una manera simbólica y utilizando formas cercanas a los ritos primitivos, las siluetas nos hablan del ser humano cuando ya no esta, es decir, son rastro de su anterior presencia. Un rastro de su alma, el signo de su existencia como parte fundamental de la tierra. El cuerpo forma parte del paisaje y se construye con los mismos elementos fundamentales: agua, aire, tierra y fuego.

En Árbol de la vida Ana Mendieta se funde con el paisaje, se camufla en un tronco de árbol para formar parte de él. En estos actos de identificación y aproximación a la esencia del ser humano la artista refuerza su unión con la naturaleza. Cuerpo y árbol son una misma cosa. No establece diferencias que separen al ser humano de su naturaleza primigenia sino que por el contrario refuerza esta unión y la hace patente. Su desaparición entre el tronco del árbol hace aparecer la esencia natural del ser humano.

Image

Ana Mendieta, Sin título (de la serie el árbol de la vida) . Detalle, 197

Image

Ana Mendieta, Sin título (de la serie el árbol de la vida) , 1977


"Mi arte es la forma en que restablezco los lazos que me unen al universo. Es un regreso a la fuente materna. Me convierto en una extensión de la naturaleza y la naturaleza en una extensión de mi propio cuerpo. Este acto obsesivo de reafirmar mis lazos con la tierra es en realidad una reactivación de creencias primigenias, una fuerza femenina omnipresente, la imagen posterior de estar encerrada en el útero, es una manifestación de mi sed de ser" Ana Mendieta.



Image

Ana Mendieta, Silueta Works in México 1973-1977


Esta obra, donde la artista aparece semioculta entre las rocas y cubierta por un volumen de flores silvestres nos remite a un enterramiento. Simbólicamente al ocultarse en la tierra, su cuerpo vuelve a ser parte de la naturaleza y de él surge de nuevo la vida. Es un discurso muy cercano a la religión en el que el ciclo natural de la vida da lugar a una reencarnación entendida como la transformación de un cuerpo natural en otro, en el infinito ciclo de transformación de la naturaleza.

El artista italiano Giuseppe Penone enfatiza también en sus obras la relación entre el hombre y la naturaleza. Este artista se asocia al movimiento Arte Povera (en italiano arte pobre) que se refiere a un grupo de artistas (italianos principalmente) que en los años 60 utilizaron materiales ordinarios y de deshecho en sus obras escultóricas y que se preocuparon principalmente por analizar las relaciones entre naturaleza y cultura, entre la historia y la vida contemporánea. Giuseppe Penone utiliza las formas simples para hacer visibles las maravillas de la existencia diaria tales como la respiración, el crecimiento y el fluir. Su arte permite que el espectador sea consciente de la belleza de la tierra, de las fuerzas que nos sostienen y del potencial ilimitado de la creatividad. Para Penone la naturaleza es arte.

En esta obra Penone crea la silueta de una figura humana en una roca, como si de un fósil se tratara. Esta forma básica, grabada en la piedra, nos habla de la presencia milenaria del hombre en la tierra y nos recuerda que nuestra existencia deja huellas en la historia del planeta que hablarán en un futuro de nuestra vida. Esta piedra se encuentra dispuesta como por azar entre otras piedras en el suelo, esperando a un paseante que por casualidad la encuentre en su camino.

Penone realiza de nuevo en este trabajo la impresión de la forma del cuerpo humano sobre una fibra natural (una hoja). Esta forma que se mezcla entre los nervios y la textura de una manera muy sutil tiene una apariencia casi misteriosa. No podemos saber si la figura representada aparece o por si el contrario desaparece. Su presencia es efímera y volátil. Reducido a una sombra, a la huella de una existencia, el ser humano es una presencia fugaz en la larga historia del planeta.

Image

Giuseppe Penone, Impronta, 1995.
 
Image
Giuseppe Penone, Palpebra e spilli, 1995.


Richard Long es uno de los artistas más conocidos dentro del movimiento denominado Land Art (arte-tierra). En los años 70, varios artistas comenzaron a trabajar en el medio natural convirtiéndolo en el principal soporte y material de sus obras. El Land Art pretende alterar de manera artística el paisaje modificando la superficie de la tierra. Generalmente se ubica en sitios remotos, alejados de la mirada del espectador y la contemplación de la obra supone en si misma un acto de redescubrimiento de la naturaleza. Richard Long se inspira en la arquitectura antigua y en los rituales del pasado como los monolitos, tumbas, etc...y genera obras dotadas de un fuerte sentido misterioso. A través de la simplicidad de formas geométricas como círculos o rectas construidas con piedras, ramas, etc...en parajes alejados de la civilización, este artista nos habla de la historia de la tierra, de antiguas civilizaciones y de las huellas del ser humano sobre el planeta. Sus composiciones son muy inquietantes y uno se pregunta ¿Quien ha construido este círculo perfecto en medio del desierto? De la misma manera podemos preguntarnos por la perfecta armonía de la estructura de la naturaleza.

Image
 
Image

Richard Long, Sahara Line, 1988


Este artista realiza también creaciones en el interior de museos o galerías. Para estas obras intenta evocar el espíritu de un determinado sitio geográfico a través de la creación de sencillas formas geométricas con elementos procedentes de ese sitio. Recogiendo piedras, maderas, palos, etc...y transportándolos al espacio del museo el artista nos habla de lugares, gentes y momentos de la historia que siguen presentes en esos signos naturales. La historia del planeta tierra narrada a través de la historia de los elementos que lo conforman.

Image

Richard Long, From one to another , 1996


Robert Smithson es un reconocido artista en el terreno del arte conceptual y el Land Art. Sus trabajos se mueven entre la fotografía, el dibujo y la escultura. Trabaja principalmente en lugares inaccesibles de la naturaleza generando formas que utilizan como material el propio paisaje y su reconstrucción. Las obras de Land Art son generalmente efímeras ya que el tiempo y los efectos del clima las hacen desaparecer poco a poco no quedando después rastro de su existencia. El paso del tiempo, el movimiento, el espacio, son conceptos presentes en las obras de Land Art. Una de sus obras mas conocidas es Spiral Jetty, una gran espiral hecha a partir de rocas, piedras y cristales de sales en la costa del Great Salt Lake (Gran Lago Salado) en el estado de Utah, en Estados Unidos. Esta impresionante construcción de la que solo quedan fotografías, dibujos y videos, es otra muestra de la capacidad de modificación del paisaje que tiene el ser humano.

Image
 
Robert Smithson, Spiral Jetty (dibujo) , 1970

Image

Robert Smithson, Spiral Jetty, 1969-70


A diferencia del Spiral Jetty, muchas de las construcciones que el ser humano realiza en la naturaleza no son efímeras y la mayoría de las veces no hablan de la historia del planeta sino de su deterioro. El artista valenciano Pepe Miralles realizó en el ano 2000 una intervención en las calles de la isla de Mallorca. La expresión de asombro ¡Vaya Basura! la transformó mediante un juego de palabras en Valla Basura, denominando así a su trabajo que consistía en una gran fotografía situada en una valla publicitaria de los residuos arrojados en las playas. Esta valla se convierte así en la Valla Basura, en una llamada de atención hacia el deterioro que sufre nuestro entorno natural, y del que los medios de comunicación no siempre se hacen eco.

Image

Pepe Miralles, Valla Basura , 2000

 

SUGERENCIAS DIDÁCTICAS

MUSEO ARQUEOLÓGICO DEL FUTURO Nuestros pasos en la nieve dejan huellas que revelan la forma de nuestros zapatos, el tamaño y a veces la marca. Estas huellas son rápidamente borradas por el deshielo, la nieve que cae de nuevo o por otras personas que caminan encima. Sin embargo no todas las huellas que dejamos en el entorno natural son tan fáciles de eliminar y algunas dejan rastros que perdurarán años y años contaminando el entorno y cambiando profundamente el aspecto del paisaje.

Los arqueólogos se preocupan por la recuperación de los fósiles que nos indican como fue la vida en nuestro planeta en otras épocas, que especies animales existían y como eran las condiciones climáticas y ambientales, ¿imaginas que pensarán los arqueólogos del futuro cuando encuentren nuestras huellas en la naturaleza?

Date un paseo por tu ciudad y acércate si puedes al campo, la montaña o la playa. Observa atentamente las marcas que indican que alguien ha estado allí antes, si son duraderas o efímeras, si contaminan o no. Toma fotografías y recoge muestras. Lleva a clase tus muestras y únelas a las de tus compañeros, clasifícalas y organiza una exposición con todas ellas

Realiza una ficha descriptiva para cada tipo de muestra recogida y colócala al lado en la exposición. Esta ficha puede contener datos como el lugar encontrado, la hora, la cantidad de huellas parecidas que había, etc...También puedes poner un apartado de sugerencias donde incluyas las soluciones que se te ocurran para evitar contaminar el medio ambiente con estos objetos y basuras, etc...

Muestra nº:
Procedente de:
Día:
Descripción:
Cantidad encontrada:






















Comments

Write Comment
Name:Guest
Title:
BBCode:Web AddressEmail AddressBold TextItalic TextUnderlined TextQuoteCodeOpen ListList ItemClose List
Comment:

Powered by AkoComment 2.0!


< Anterior   Siguiente >

Buscar

NOTICIAS

Si quieres estar informado de las actividades Transversalia apuntate a nuestra lista de noticias






desde Twitter

Del.icio.us

DISTRIBUIR

 


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.